La Zona aterriza en Chamberí con exposiciones mensuales y entrada gratuita

Un espacio para conectar artistas con su público ubicado en la calle de Agustín de Betancourt, 7


Desde hace poco más de un mes, Chamberí cuenta con un nuevo espacio, concebido con la idea de impulsar el arte a través de la muestra del trabajo de artistas consagrados, convertirse en la plataforma para nuevos creadores y transformarse en una puerta abierta para favorecer el acceso a la cultura del conjunto de la sociedad. En otras palabras, conectar a los artistas con el público. Así, el pasado mes de mayo aterrizó en la calle de Agustín de Betancourt, 7, La Zona, un satélite de Zona Incontrolable, una galería ubicaba en el vecino distrito Salamanca que, de igual forma, trata de visibilizar a los autores mediante exposiciones breves, con una gran rotación y precios asequibles.

Desde la organización, la impulsora del proyecto y galerista, Natalia de Pedroso, explica que, “gracias a la importante demanda de personas interesadas en exponer en el primer emplazamiento, surgió la idea de dar la posibilidad a más nombres, a través de la apertura de un hermano menor”. Y, aunque su filosofía mantiene la misma esencia, sus características difieren en cierta medida. En primer lugar, La Zona cuenta con una menor rigidez, gracias al mayor tamaño de la galería. Esto le permite ofrecer un mayor número de propuestas con diferentes tamaños y disciplinas. En su caso, la duración de las exposiciones es ligeramente mayor, entre 20 días y un mes. La última muestra finalizó el pasado 3 de julio y la siguiente se extenderá desde el 13 al 31 de julio. Después, con un merecido descanso en agosto, en septiembre retomarán las exposiciones siguiendo la misma dinámica, con una nueva muestra del 7 al 25 de ese mismo mes.

Tal y como detalla Natalia de Pedroso, acompañada de Nacho Alcázar, el creador de este espacio, uno de los objetivos principales de sus propuestas es visibilizar a los artistas con un enfoque transparente. Para ello, los asistentes tienen a su disposición, junto a cada obra, una descripción con la técnica, las medidas y el precio. Asimismo, una de sus novedades es la incorporación de códigos QR en todos los trabajos, de manera que, si un visitante se interesa por uno de ellos, pueda acceder directamente a la página web o dirección de correo electrónico del autor, reduciendo así la distancia entre creador y espectador.

Crear el concepto “feria”

El proyecto también contempla que cada artista tenga su lugar. Por ello, comenta que, si alguno no encaja en un momento determinado, su aparición se puede posponer. Y añade que, además, su intención es crear el concepto feria. Es decir, “que la gente llegue y no sepa qué va a encontrar o cuál es la apuesta”. O, dicho de otra forma, “que cuando llegues sea una sorpresa”. De este modo, está previsto que cada una de las exposiciones esté integrada por entre 10 y 25 artistas para ofrecer una apuesta “dinámica” y “entretenida”. Y, en este mismo sentido, también buscan diferentes edades y nacionalidades, con el objetivo de mezclar diversidad de vivencias y experiencias para ofrecer una propuesta “mucho más interesante". Nacho Revenga con pintura digital; Marita Cort y Patricia Villanueva con fotografía; Luis Egüen con fotografía-collage, y Cassandra Constant, Gus Gracey y Eugenia Sofía con pintura, son algunos de los nombres que ya están confirmados para la exposición de este mes de julio.

Igualmente, La Zona también busca que los participantes se puedan retroalimentar dentro de cada sala. De esta manera, los visitantes pueden conocer el trabajo de algunos de los más reconocidos, pero también arte joven y apuestas frescas. La galerista aclara que no se refieren únicamente a artistas jóvenes, sino a todos aquellos que, con independencia de su edad, están “emergiendo” y “descubriendo”. De hecho, especialmente para ellos, también tratan de ofrecerles asesoramiento y orientación, con la idea de que, cuando alguien está introduciéndose en el mundo del arte, pueda conectar con otras personas que se encuentran en su misma situación. “Queremos crear comunidad, que los artistas se sientan a gusto y se conozcan entre ellos”, destacan desde La Zona.

En esta línea, Gus Gracey, uno de los pintores que estará exponiendo su trabajo durante julio, subraya la importancia de las sinergias que se crean entre artistas que se encuentran en el mismo punto de su carrera: “La ilusión de quien está empezando a pintar es exactamente la misma. No tiene edad”. Desde su punto de vista, este tipo de iniciativas también permiten acercar el mundo del arte a la sociedad, ya que “con su compra no solo se obtiene una obra original, sino que se apoya activamente a fomentar el crecimiento del arte y la cultura”, de forma que, más allá de compartir y transmitir el valor de las piezas, La Zona promueve la importancia de conocer al artista, su proceso creativo y los motivos que impulsan la creación de su trabajo.


  Votar:  
Resultado:3,2 puntos3,2 puntos3,2 puntos3,2 puntos3,2 puntos
  5 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.