Paquito Navarro: “El pádel es un fenómeno imparable que no va a parar de crecer”

El actual número 1 del World Pádel Tour vive en el distrito


El mundo del pádel terminó el 2019 con acento andaluz. Francisco Navarro Compán (Sevilla, 1989), ‘Paquito’ Navarro, se colocó en la primera posición del World Pádel Tour logrando algo histórico: ser la primera pareja española en liderar el ranking mundial junto a su compañero Juan Lebrón, con el que jugó la pasada temporada. Para llegar hasta aquí hay que remontarse toda una vida. “Empecé en Almería cuando tenía unos cinco años, porque mi familia jugaba durante los veranos. Por aquel entonces era una pista de cuatro metros de muro y con la valla de plástico; no tiene nada que ver con las pistas que hay hoy en día”, recuerda.

A los 19 años se trasladó a Madrid para poder desarrollar su carrera de forma profesional y desde hace un tiempo fijó su residencia en Chamberí. Durante estos años ha compartido pista con distintos jugadores. De Adrián Allemandi destaca el “tesón”, de Sanyo Gutiérrez el “talento” y de Maxi Grabiel la “inteligencia”; a Matías Díaz lo define como “guerrero”, a Jordi Muñoz como “manita” y a Juan Lebrón como “ilimitado”. De Juan Martín Díaz cree simplemente que “es el mejor”.

¿Cómo definirías esta última temporada?

Ha sido un año histórico por muchos motivos. Primero porque por primera vez hemos conseguido el número uno; porque por primera vez han sido dos españoles quienes hemos llegado a lo más alto del mundo del pádel, que siempre ha estado reinado por argentinos, y porque por primera vez hemos llenado en un torneo un estadio con 10.000 personas, el Palau Sant Jordi de Barcelona.

¿Qué representa como jugador haber llegado al número uno?

Para mi carrera significa la consecución por fin de una meta. Son muchísimos años detrás de este objetivo. Yo tengo 30 años, que para la vida soy un chaval, pero para el deporte empiezas a estar ya “madurito”. Entonces para mí ha sido una ilusión y un alivio, porque han sido muchísimos años peleando detrás del número uno y, haberlo conseguido por fin, es tanto ilusión como haberme quitado un peso de encima.

¿Cuáles fueron tus primeros pensamientos cuando supiste que lo habías logrado?

Hice repaso a toda una vida de lucha y entrega, y me acordé de la gente que me ha apoyado durante estos años y siempre ha estado ahí: familia, amigos, y todos los que han estado conmigo en los malos momentos. Te acuerdas más de la gente que te ha apoyado cuando las cosas no iban tan bien, que de la gente que te anima y te apoya cuando las cosas van bien.

Este año vas a jugar con Pablo Lima, con quien ya jugaste dos torneos en 2018. ¿Qué es lo que más te gusta de tu nueva pareja?

Creo que es el jugador más completo del circuito, porque lo hace absolutamente todo bien: defiende muy bien, ataca muy bien, tira el globo perfecto, remata con mucha potencia, abarca, compite bien… Lo que más me gusta de ‘Pablito’ no es algo, sino todo.

A los 19 años te viniste a Madrid para poder competir a nivel profesional. ¿Qué queda en ti de ese jugador que estaba empezando y ahora es número 1?

Quedan sobre todo las ganas de ganar. A día de hoy, con 30 años, me molesta y me sigue dando muchísima rabia perder partidos. En cuanto a juego, madurez, creo que no tiene nada que ver el ‘Paquito’ de 19 años con el ‘Paquito’ de los 30, pero si es verdad que a ambos ‘Paquitos’ les sigue molestando muchísimo perder.

¿Cómo ves el futuro del pádel y la expansión que está viviendo desde hace unos años?

Lo veo parecido al tenis. Veo que va a internacionalizarse muchísimo y creo que en unos años el circuito se jugará más fuera de España que en España. Lo veo como un fenómeno imparable que no va a parar de crecer, porque cada año el pádel está batiendo récords de asistencia, de público, en medios de comunicación y de aficionados. Esto es una ola imparable.

¿Cuál piensas que va a ser el próximo país que va a vivir un mayor empuje? 

Sin lugar a dudas Suecia, creo que allí ahora mismo está pegando muy fuerte el pádel, cada año duplican los aficionados y las pistas. Que no nos extrañe que en poquitos años los suecos sean un referente en este deporte.

¿Qué supondría que en tu ciudad se volviera a disputar un torneo del WPT?

Para mí sería lo máximo. Yo ya he jugado un WPT en Sevilla años atrás y lo que se siente es algo único en el calendario. Es una fecha que yo marcaría en rojo y a la que querría acudir en plenitud de condiciones. Tristemente y por desgracia no ha sido en este 2019 y no va a poder ser en 2020, así que sólo toca esperar y que en un futuro la ciudad y el WPT se pongan de acuerdo.

A lo largo de estos años también has estudiado Administración y Dirección de Empresas y has tenido que privarte de algunas cosas para llegar a lo más alto del pádel. ¿Cuáles han sido tus mayores sacrificios?

Al viajar tanto y al estar tanto fuera de casa también me he perdido cosas. El hecho de irme a otra ciudad a vivir ha hecho que viva a muchos kilómetros de mis padres, mis hermanos, mis amigos y eso para mí ha sido el mayor sacrifico. Luego la carrera de ADE para mí es un orgullo y siempre diré que ha sido el título más difícil que he conseguido; yo me sacaba cuatro o cinco asignaturas al año y de hecho terminé el año pasado; mi trabajo y mi tiempo me ha costado.

¿Cuál es una de las mayores satisfacciones de tu carrera profesional?

Lo que más me enorgullece es poder influenciar y hacer feliz con nada a muchos niños. Cuando un niño se te acerca y por el simple hecho de regalarle una muñequera, una foto o una firma ese niño ya se va feliz a casa, a día de hoy no deja de sorprenderme

“Chamberí lo tiene
absolutamente todo.
Me parece un distrito
muy bueno para vivir
en Madrid”

Siempre resaltas que eres un sevillano orgulloso de tu ciudad, pero tu carrera te llevó a Madrid y en concreto a Chamberí. ¿Por qué decidiste este distrito para vivir?

Me parece una zona que lo tiene absolutamente todo. Combina personas mayores con jóvenes y estudiantes, tiene muchísima vida y todo te queda a mano. Además, al estar pegado a Moncloa tiene una salida fácil a la A-6 y a la M-30, por lo que me parece un distrito muy bueno para vivir en Madrid.

¿Cuáles son los lugares que más te gustan?

Me gusta mucho ir al Parque de Santander a correr, dar paseos por la zona de Almagro, irme por Fuencarral. Una de las cosas que más me gustan son todas las opciones de patinetes eléctricos que han puesto, porque yo soy uno de esos locos que va por las calles con el patinete eléctrico; voy a todos lados y llego a cualquier sitio en 5 o 10 minutos, estoy encantado.

Tengo un restaurante favorito al que voy mucho y se llama ‘Ciao da Vito’, ponen unos platos italianos súper ricos. Mi novia prefiere otro que se llama ‘Noi Due’ y siempre estamos debatiendo ir a uno u otro.

Y para terminar, un deseo para este 2020…

Que las lesiones nos respeten, que haya competitividad sana y, si me dejan los rivales, mantener el número uno.


  Votar:  
Resultado:4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos
  8 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.