“El teatro es un juego. El día que no juegues, bájate de las tablas”

El director Víctor Páez presenta ‘Conectad@s’ en los Teatros Luchana


El mundo de las artes escénicas siempre ha estado presente en la vida de Víctor Páez (Zaragoza, 1992). “Desde que tengo noción de conciencia, me he dedicado a la jota aragonesa”, comenta el director para explicar que el baile le llevó al teatro de una forma natural. A lo largo de estos años ha estudiado en diversas instituciones como Scaena, el Instituto del Cine de Madrid, así como en diferentes cursos intensivos con actores y directores, a los que considera una pieza clave de su formación. Después de convertirse en el director español más joven en haber estrenado un musical en la Gran Vía madrileña, con Una corbata para Monroe, llegó a los Teatros Luchana, donde ya ha presentado cuatro títulos. En la actualidad, se encuentra dirigiendo Conectad@s, una historia con un firme compromiso: la normalización de las múltiples orientaciones sexuales de las personas.

‘Conectad@s’ se podrá ver, en principio, hasta finales de marzo en los Teatros Luchana. ¿Cómo nació el proyecto?

Un día me escribió un dramaturgo que fue a ver ‘La noche del año’ a la Gran Vía y me dijo que tenía que presentarme algún proyecto. Luego resultó que era José Ignacio Tofé, un importante dramaturgo a nivel nacional. Yo le informé acerca de los valores de la Compañía Opción Teatral Producciones, la lucha por el colectivo, los temas tabús y la normalización; y él me enseñó el guion de una obra de teatro interpretada por dos personajes que, a su vez, tenían varias citas en Tinder. Le propuse que cada pareja fuera una persona diferente y, además, que contáramos con influencers a los que podíamos enseñar a hacer teatro y trabajáramos con distintos tipos de citas, donde diera igual la orientación sexual.

La sinopsis de la obra muestra una historia en la que da la impresión de que se ha metido en una coctelera, algunas de las problemáticas más habituales que giran en torno al amor y las relaciones actuales. ¿Qué se van a encontrar los espectadores sobre el escenario?

Se van a encontrar muchas situaciones que han vivido ellos mismos o sus conocidos en estas citas de internet. ¿Quién no tiene una anécdota de una cita a ciegas? La verdad es que son súper divertidas. Muchas veces quedas con alguien y piensas, qué raro es, pero, ¿por qué no piensas que para otras personas a lo mejor tú puedes ser el raro? En mis obras siempre busco que el espectador sea uno más y se sienta identificado y partícipe durante la representación. Además, para mí los Teatros Luchana son el lugar más mágico que tengo en Madrid y es un lujo artístico de la ciudad.

A la hora de poner en marcha una obra buscas actores que quieran sacar adelante proyectos. ¿Cómo está siendo trabajar con Bertus, Gakian, Chim, Celia Castle, Iosu Martínez y Natalia G. Santamaría?

Para cuatro de ellos es la primera vez sobre las tablas de un teatro. Es verdad que normalmente yo estreno una obra con una media de un mes de ensayos y ellos han tenido cuatro. Al principio, lo que hacíamos era centrarnos más en clases de interpretación, enseñarles distintas técnicas, cómo afrontar un personaje, cómo hablar al público o cómo proyectar la voz, mientras el guion se iba adaptando a lo que habíamos solicitado.

Desde el comienzo se han involucrado en el proyecto. Tenemos muchos departamentos dentro de la compañía y cada uno tenemos nuestra labor en ellos, pero tenemos que estar codo con codo y arrimar el hombro en todos los aspectos. Muchas veces los actores están equivocados y se piensan que es llegar, actuar e irse, y no. Hay un gran equipo detrás, al que tienes que mostrar tu codo a codo para ayudarles.

¿Cómo trabajas con cada uno de los actores para explotar su talento?

Trabajo desde una manera bastante libre y también externamente con los actores, a través de movimientos de escena, dinamismo, trabajo con el público o forma de interacción. Yo les abro a que conozcan a su personaje y me hagan propuestas. Y lo que muchas veces digo y repito y repito y repito es que el teatro es un juego. El día que no juegues, bájate de las tablas. Hay que jugar y hay que arriesgar. Yo sí que tengo muy claro un personaje y cómo lo quiero, pero si un día llega un actor y me presenta otro tipo de personaje que puede o no funcionar, lo importante es que lo muestre. Cuando el actor juega se nota y eso da una diversión y un dinamismo muy bueno en escena.

Defines el teatro como una ventana abierta a temas sociales que hay que mejorar. ¿Qué trata de transmitir esta historia?

Hay temas que yo creo que hay que normalizar. En ‘Conectad@s’ podemos ver la libertad a la hora de elegir la cita con quien quieras tenerla. Tratamos a la gente como personas con quienes tienes relaciones y te pueden encajar más o menos, gustar más o atraer menos, pero tratamos de normalizar las orientaciones sexuales. Muchas veces ya estamos poniendo etiquetas al heterosexual, al bisexual, a la lesbiana, al no binario... De este modo, no vas a escuchar esa palabra en ningún momento durante la obra, simplemente van a quedar con personas. De repente, están mirando una cita con una chica y aparece un chico, y no hay importancia ninguna. Verlo normalizado dentro de escena hará que en un futuro sea natural.

Foto: Lalo Deho.


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  3 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.