El Museo Nacional de Ciencias Naturales cumple 250 años

Repasamos su historia y los actos de conmemoración del aniversario


Desde hace más de 100 años, el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (MNCN-CSIC) saluda al distrito de Chamberí desde el Paseo de la Castellana como un vecino más. No obstante, su historia se remonta mucho tiempo atrás. En 1771, su nacimiento fue fruto de la puesta en marcha del Real Gabinete de Historia Natural, origen del actual MNCN, cuya creación supuso un acontecimiento histórico, al tratarse de uno de los primeros espacios abiertos al público, con el fin de servir de elemento educativo para todos los ciudadanos sin distinción.

Primero se instaló en el Palacio de Goyeneche, actualmente conocido como la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en la calle de Alcalá. De ahí pasó a los sótanos de la Biblioteca Nacional y desde 1910 se ubica en el Palacio de las Artes y la Industria, en la calle de José Gutiérrez Abascal, 2, donde también comparte sede con la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid. El pasado mes de octubre, la institución cumplió 250 años, un periodo en el que no ha cesado de enfocar su trabajo en su lema ‘Conocer para conservar’, a través del estudio y la divulgación de la biodiversidad.

Bajo su techo se alberga el conocimiento acumulado a lo largo de este tiempo, además de más de 10 millones de ejemplares distribuidos en las colecciones histórico científicas que se reparten en diferentes tipologías, en función de la variedad del ejemplar. Entre ellas destacan la de insectos, una de las más numerosas gracias a su reducido tamaño. También las de peces, anfibios y reptiles; las de conchas, fósiles, minerales y rocas e incluso llama la atención su fonoteca científica, compuesta por un registro de sonidos de animales, entre los que abundan los de las ranas.

Con el fin de poner las ciencias naturales al alcance de la sociedad, desde la dirección ponen a disposición de los ciudadanos sus exposiciones, englobadas alrededor de una amplia variedad de programas. De este modo, cada uno de ellos está adaptado a los diferentes niveles de aprendizaje. Así, por ejemplo, uno de ellos está dirigido al público infantil, de tres a seis años, mediante el que a través de cuentos se transmite a los niños la biología de los principales ejemplares del museo, como los elefantes, las ballenas o el sapo partero.

Siguiendo esta línea, otro de los programas está dirigido a los adolescentes de 12 a 18 años, con los que se organizan actividades de laboratorio, en las que se les acerca a los proyectos y el trabajo real de los profesionales. Durante los talleres se reproduce el método científico y los participantes deben tomar datos, medir y realizar pequeñas investigaciones. En este sentido, estas iniciativas pretenden, igualmente, impulsar las vocaciones y crear referentes, especialmente entre las chicas, con el objetivo de acabar con los estereotipos de género y animarlas a elegir carreras científicas.

Actividades especiales

En este contexto, para celebrar el 250 aniversario del MNCN, la institución ha organizado un gran número de actividades orientadas a dar a conocer su labor. Estas se desarrollarán a lo largo de lo que aún queda de 2021 y el año 2022, y están agrupadas en tres grandes grupos. Por una parte, sobresalen dos exposiciones: ‘Un viaje fascinante de 250 años’ y ‘El Museo en la Antártida’.

La primera de ellas hace referencia al movimiento que el museo ha experimentado a lo largo de su trayectoria, dando a conocer su historia, el material que alberga en su interior y la investigación que desarrolla, gracias al talento de todas aquellas personas que impulsan las ciencias naturales en España. Asimismo, los visitantes podrán contemplar el cuadro de ‘Las cuatro partes del mundo’ de Jan van Kessel, cedido por el Museo Nacional del Prado y, además, desde la organización afirman que, unido a este trabajo, se publicará un libro divulgativo, en el que se recogerán las principales investigaciones.

Por su parte, la segunda está dedicada a los descubrimientos que se han desarrollado en la Antártida a lo largo de las últimas décadas, así como al efecto que tiene la acción del hombre sobre este territorio. A través de piezas audiovisuales, imágenes, infografías y ejemplares de las colecciones, se podrá descubrir su historia, fauna, flora, así como investigaciones sobre pingüinos y líquenes, dos elementos fundamentales de este continente. Ambas muestras ya están abiertas a los vecinos y se extenderán a lo largo de 2022.

En segundo término, el estreno del documental ‘Evolución. 250 años del Museo Nacional de Ciencias Naturales’ ofrecerá al espectador una imagen completa de la institución y también dará a conocer espacios curiosos y facetas más desconocidas para aquellas personas que la visitan de manera habitual. La película, dirigida por Mario Cuesta, se podrá ver en el canal de YouTube del MNCN, además de en las actividades que organicen para su difusión, y está previsto que se estrene antes de que termine el año o, a más tardar, durante los primeros meses de 2022, indican fuentes del museo.

El último evento conmemorativo es un encuentro que reunirá en Madrid a los directores de los principales museos de historia natural de Europa y Estados Unidos. Previsto para la próxima primavera, durante la cita se reflexionará sobre las colecciones científicas, el papel de estos espacios en la actualidad y su futuro, englobado en un contexto de cambio y crisis medioambiental. 



  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  1 voto

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.