Jubilación saludable

Aunque algunas personas lo sienten como la puerta de entrada a la vejez, la jubilación es una época muy interesante de la vida, llena también de oportunidades. Ya sea que esté planeando jubilarse o esté listo para la transición, hay mucho que puede hacer para asegurar una jubilación con buena salud.

¿Qué puedo hacer?

Siéntase vivo y bien en cada momento, en todos los aspectos. Mantenga una actitud positiva ante la vida. Debe seguir en activo, todo lo que su cuerpo y su mente sean capaces de permitirle. Cuide su higiene corporal, su imagen, la ropa de vestir. Una buena imagen externa le ayudará también a sentirse bien. Levántese y acuéstese todos los días a la misma hora. Mantenga su forma física. Haga ejercicio. Mejorará su calidad de vida.

Coma de forma equilibrada y sana. Consuma más cereales, verduras y frutas. Sustituya la carne roja por carne blanca. Disfrute de la comida, “comer” debe ser un tiempo agradable para usted y para los suyos. No fume. Si toma alcohol, hágalo de forma moderada, si su salud se lo permite.

Aproveche su tiempo libre, es el momento de hacer cosas que antes no podía: leer, escribir, llevar las cuentas, practicar su afición favorita, ayudar a su familia. Mantenerse activo le ayudará a tener la mente en forma. Infórmese de las actividades que puede hacer en el lugar donde vive. Acuda a los centros municipales. Conozca el hogar del jubilado más cercano a su casa. Manténgase informado y al día con la televisión, radio o prensa.

Participe en las tareas domésticas. Aproveche para estar con sus nietos. Esta edad es muy propicia al diálogo y a la conversación y con ellos nos podemos enriquecer mutuamente. Cultive las reuniones de amigos, las visitas a familiares o a conocidos y las tertulias. Las necesidades sexuales forman parte de la vida. Ser mayor no quiere decir tener que renunciar a este aspecto de la relación de la pareja. No tema pedir el apoyo de la familia para adaptarse lo mejor posible a este nuevo periodo.

¿Y mi cuerpo responderá?

Su cuerpo y su mente han trabajado mucho. Es muy probable que con la edad vengan los achaques y que las enfermedades se sucedan y se multipliquen, a medida que vamos sumando años a nuestro carné de identidad. Aprenda a convivir con ellas y a cuidarse. Uno de los deseos de prácticamente todo el mundo es vivir muchos años, con la calidad de vida suficiente para poder disfrutarla, y eso es posible. Solo hay que aprender a envejecer de una forma saludable.  

¿Cuándo debo acudir a mi médico de familia?

Si con la jubilación se siente más triste o nervioso. Si nota que se encuentra peor de salud y aparecen molestias que antes no tenía. Y acuerde con su médico y enfermera los controles que debe seguir a partir de ese momento.

Dra. Coral Pérez Rodríguez-Morcón


  Votar:  
Resultado:0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos
  0 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.