Sexualidad en tiempos de menopausia

Recientemente se ha celebrado el Día Internacional de la Menopausia. Un día para desterrar mitos y creencias, para romper tabúes de esta etapa en la vida de la mujer, el climaterio, esos años antes, como después de la última regla, la menopausia, donde el cuerpo y la mente de la mujer se reorganizan para vivir sin las hormonas ováricas.

Uno de esos mitos es que al llegar la menopausia “se acaba” el sexo.

Durante el climaterio no cambia la sexualidad, cambia la vida. El climaterio es una crisis vital, como la adolescencia, y como toda crisis produce cambios, tanto orgánicos como psicológicos. La respuesta sexual se mantiene durante toda la vida, si la persona es sana orgánica y psíquicamente. La sexualidad no tiene por qué verse afectada en esta etapa.

Por supuesto se ve condicionada por los cambios físicos, el descenso de estrógenos, el gran responsable de la atrofia vaginal, pero habrá que enseñar al cuerpo a trabajar sin las hormonas, y para eso necesitamos neuronas.

Recordemos que atrofia representa “disminución de vida” y que, para recuperar la vida en nuestra vagina, puede que necesitemos regarla con los tratamientos específicos (lubricantes y los hidratantes), igual que usamos cremas para el resto de la piel del cuerpo. Pero esta ayuda debe ir acompañada del uso de esta parte de nuestro cuerpo, porque aquello que no se usa se atrofia.

Además, puede aparecer el “síndrome genitourinario”, como se llama ahora, alteraciones del suelo pélvico, mayor riesgo de infecciones urinarias y vaginales, incontinencias de orina, prolapsos o descensos de los genitales… que pueden dificultar las relaciones sexuales, tanto física como psicológicamente. Es importante acudir a los especialistas de suelo pélvico, para una valoración  del problema y un tratamiento adecuado en cada caso, debemos alejarnos de los mitos que nos han contado, como que es normal  “hacerse pis” en la menopausia y que la única solución es la famosa compresa de turno.

La disminución del interés y de la actividad sexual durante el climaterio no depende de los cambios fisiológicos exclusivamente, sino de los factores emocionales que los rodean, el deseo no está en la vagina, está en la cabeza.

Existe una insatisfacción con los cambios corporales, cambia el metabolismo y la distribución de las grasas en el organismo hace que cambien los cuerpos, comienzan a aparecer otros achaques propios de la edad: dolor de las articulaciones, sequedad de piel, aumento de vello facial, sofocos… y todo ello hace que algunas mujeres no se sientan seguras de sí mismas, se encuentren descolocadas y eso repercute también en la vivencia de la sexualidad.

Para recuperar y aumentar el apetito sexual durante la menopausia se debe pensar en ello. Como consejo, diría a la mujer que se dé permiso para disfrutar de su cuerpo, que explore y experimente, que conecte su mente con su sexo, y que es un trabajo individual, personal, para luego abrirse a la pareja.

Hay que quererse a una misma.

Noelia Calvo. Matrona.

C. S. Eloy Gonzalo


  Votar:  
Resultado:3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos
  2 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.