Un Chamberí más oscuro y menos lírico sin Guadalupe Grande

Fallece la poeta, hija de Félix Grande y Francisca Aguirre


El pasado 2 de enero, a los 55 años, Chamberí perdió a una de sus líricas antorchas, con el fallecimiento de Guadalupe Grande, 20 meses después de que lo hiciera su madre, Francisca Aguirre, Premio Nacional de Poesía 2011 y Premio Nacional de las Letras en 2018, precisamente el año en el que Chamberí 30 días pudo entrevistarlas a ambas en su domicilio del distrito.

Finalmente, le falló a Lupe ese órgano vital que en tantas metáforas se utiliza. Aunque su más de medio siglo en la tierra no ha sido en vano. Muy comprometida con la cultura y el movimiento vecinal, esta poeta-ensayista ha dejado huella en nuestra literatura, haciendo honor a su estirpe.

En 1995 ganó el Premio Rafael Alberti de Poesía con El libro de Lilith, lo que la animaría a publicar otros tres poemarios posteriores: La llave de niebla (2003), Mapa de cera (2006) y Hotel para erizos (2010).

Alenza se queda huérfana

Guadalupe Grande Aguirre era hija única, por lo que el piso de la calle de Alenza, lugar de encuentro de escritores e intelectuales en los años 60 y 70, se queda vacío, y las estanterías repletas de obras, desde el suelo hasta el techo, sin nadie que les quite el polvo.

Desde Chamberí 30 días le rendimos nuestro humilde homenaje a quien en 2018 nos abrió las puertas de su vida y de su hogar, ofreciéndonos un café caliente en una soleada mañana de noviembre, para charlar con su entonces recientemente galardonada madre.

Quién nos iba a decir entonces que, menos de tres años después, también tendríamos que despedirnos de su pluma, más incluso en momentos tan tristes como los que vivimos.

Además de sus cuatro libros publicados, Guadalupe tradujo junto a Juan Carlos Maestre La Aldea de Sal, de Ledo Ivo, editó junto a su padre, Félix Grande, y Antonio Hernández la obra completa de Luis Rosales, y escribió decenas de artículos sobre cultura y literatura. Incluso se atrevió con la poesía visual y gestionó la actividad cultural de la Universidad Popular José Hierro de San Sebastián de los Reyes.

Tanto Lupe como Paca participaron en la primera edición de ‘Chamberí, con sus creadoras’ de 2017, que homenajeó a Francisca Aguirre. Es innegable que Guadalupe hizo honor a la memoria de sus padres y, pese a las imponentes sombras de ambos, pudo abrirse camino entre las páginas de la Historia de las Letras Españolas. 


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  2 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.