Inés la Maga: “La magia que sucede a un metro de tus ojos es lo más potente que existe”

La granadina protagoniza desde hace seis temporadas el espectáculo ‘MagicROOM’ en Chamberí


Aunque se convirtió en una maga mediática tras su aparición en varios programas televisivos, Inés sumó en 2021 sus primeros 15 años como ilusionista profesional, y desde hace 6 reúne cada fin de semana en un hotel del distrito a 30 espectadores para mostrarles muy de cerca sus juegos, “sin trampa ni cartón”. Entre medias, también le da tiempo a impartir talleres de magia, escribir un libro, estudiar varias disciplinas –entre ellas, Gemología– y dejarse entrevistar por Chamberí 30 días.

La maga, ¿nace o se hace?

La magia no es un don, es una pasión. Desde la primera vez que escuché la palabra “magia” quedé atrapada, quería descubrir qué encerraban esas fascinantes cinco letras juntas. Cuando empecé, la magia era mi hobby: disfrutaba haciéndola, estudiándola y compartiéndola, sin plantearme nada más serio. En 2006 me convertí en maga profesional de un día para otro, y desde entonces sueño cada día en continuar haciendo esto, que es lo que más me gusta.

Si la magia no tiene sexo, ¿por qué conocemos muchos más magos que magas?

Nada ni nadie te impide dedicarte a la magia, tanto si eres hombre como si eres mujer. A lo largo de la historia siempre ha habido magas. Hoy en día cada vez son más chicas las que nos dedicamos a esto. En el taller de magia que imparto en el Hotel Petit Palace Santa Bárbara muchas veces vienen más niñas que niños a aprender magia.

Lleva seis temporadas en Madrid con su espectáculo ‘MagicROOM’. Cuéntenos, por si queda alguien que no haya asistido, qué se va a encontrar en el show.

Es un espectáculo insólito: magia para 30 afortunados espectadores. Una oportunidad de ver la magia muy de cerca, con un espectáculo muy divertido y muy participativo, que combina magia y humor. Son miles los espectadores que han pasado por el Hotel Petit Palace Santa Bárbara, que es donde también realizo el show, muchas veces vienen grupos enteros de amigos como plan del fin de semana, y hay espectadores que repiten [‘MagicROOM’ tiene lugar todos los fines de semana y las entradas pueden comprarse en Atrápalo].

¿Cómo define su magia?

Auténtica. Al no tener referentes femeninos, he podido construir mi estilo sin influencias.

¿Siguen funcionando los naipes o las monedas en la era de los efectos especiales?

Me apasiona la conexión con el espectador, que esté involucrado en los juegos que presento. En un espectáculo de cerca, el espectador puede sentir y comprobar cada objeto que entra en juego, todos participan. Ven que no hay trampa ni cartón.

Hoy estamos todos tan contaminados por las imágenes artificiales del cine, la publicidad, la televisión, los trucos de cámaras, efectos digitales, fakes… que la magia que sucede sobre una mesa y a un metro de tus ojos es lo más potente que existe.

¿Cómo se lleva eso de la “magia de cerca” con la distancia de seguridad?

Los artistas, en este caso los magos, estamos muy necesitados de compartir nuestra magia con los espectadores, y ellos tienen ganas de gozarla y de apoyarnos. Respetando todas las medidas de seguridad, con atención y cuidado todo es posible. Todos estamos deseando acercarnos lo máximo posible a como era el mundo antes, sin miedos y sin barreras, y poco a poco lo conseguiremos.

¿Hay algún truco para escapar de la pandemia?

Si tuviera el secreto… no dudaría en compartirlo, ¡y además gratis!

Ha publicado el libro “Magia Inés… plicable”. ¿No revelará sus mejores trucos?

Explico juegos que formaron parte de mi repertorio y otros que también hice en televisión, y que conseguían un gran efecto en los espectadores. Un libro de magia deja una semilla plantada, que no sabes en quién florecerá. ¡Es como plantar un libro! ¡O escribir un árbol! Bueno, ya me entiendes...

¿Cómo de dura es la vida de maga?

Me paso la vida jugando a lo que quiero y me gusta la magia.

¿Cómo se hace para participar en el prestigioso programa ‘The Next Great Magician’?

Fue un programa de ITV, una de las principales cadenas británicas, y se emitió en horario de máxima audiencia. Conocían mi trabajo y me contactaron. Fue un gran reconocimiento, porque el programa presumía de reunir a 25 de los mejores magos del mundo. El día que lo grabé llovía tanto en Londres que se estaba más a gusto dentro del ataúd que afuera. El resultado fue muy bueno: en mi versión de “el enterrado vivo” de Houdini, no solo me escapaba del ataúd, sino que aparecía afuera, convertida en enterradora. Este giro les gustó mucho a los británicos.

Es licenciada en Psicología, ha estudiado arte dramático y en su Twitter pone: “100 % maga, 0 % bruja. Anticonsumista. Psicóloga y gemóloga”… ¿Gemóloga?

Todo conocimiento ayuda, aunque no te des cuenta. Al menos, después de estudiar tanto durante tantos años, la cabeza se configura de otra manera. Gemología y Tasación de Joyas fueron un capricho. Quería estudiar una segunda carrera. Aprendes a base de ensayos viendo piedras, soy muy introvertida y disfruté mucho las largas horas detrás de un telescopio analizando cada pieza. La disciplina del ensayo es común a la del estudio de la magia. Por cierto, la estudié en Chamberí en el Instituto Gemológico Español, en la calle de Alenza, 1.

¿Qué le parece el barrio de Chamberí? Díganos algún rincón que le guste especialmente.

Llevo recorriéndolo más de 10 años entre mis estudios de Gemología y mi espectáculo ‘MagicROOM’. Recomiendo el Museo Geominero y la terraza secreta “The place (to be)” en la Plaza de Santa Bárbara, un mini pulmón vegetal en el corazón de Chamberí, en el que me encanta perderme.

Para terminar, si utilizase un truco para desaparecer… ¿dónde habría que buscarla?

En cualquier escenario del mundo, preferiblemente en Venecia.

Foto: © Jean Pierre Ledos.


  Votar:  
Resultado:4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos4,3 puntos
  6 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.