‘Comida para todos’, solidaridad y dignidad a raciones iguales

Es una iniciativa puesta en marcha por un chamberilero, Jaime Rincón


4 de enero de 2021. Chamberí 30 días se desplaza hasta el distrito de San Blas-Canillejas, a la Casa de Comidas Carmela, un restaurante ubicado en la calle de Julián Camarillo, 10. Allí nos espera Jaime Rincón, un chamberilero que ha impulsado la iniciativa ‘Comida para todos’. En la barra se alinean los menús solidarios del día, 100 en total, que se reparten entre personas necesitadas, especialmente niños y ancianos, a través de Cáritas, asociaciones vecinales, un club de mayores…

“Todo empezó el 4 de mayo del año pasado. Una mujer se arrodilló delante de mí cuando estaba cerrando el local y me pidió comida. Entonces me dije que allí donde no llega la Administración, iba a dar un paso adelante para luchar contra el hambre y así lo hice”, recuerda Jaime Rincón, quien rememora también que en ese mes “dábamos 25 menús diarios, pero luego la generosidad de la gente ha hecho posible que a día de hoy hayamos alcanzado la cifra de los 12.500 menús cocinados y entregados”. Además, se pueden hacer donaciones de tres euros que equivalen a un menú solidario, un canal por el cual ya han recaudado 21.021 menús.

Nos atiende mientras va metiendo un táper con el menú del día en bolsas de plástico: macarrones a la carbonara, caldo, un yogur y una mascarilla, ayudado por Carlos Salgado, un voluntario de 19 años, que acude a echar las dos manos todas las mañanas de lunes a viernes durante cuatro horas: “Estoy haciendo un curso de hostelería y me llamó la atención esta iniciativa, en la que llevo colaborando desde el 2 de diciembre. Me siento muy bien, al saber que estamos ayudando a personas que lo necesitan en esta pandemia”.

Mientras, las camareras no dejan de atender a los clientes, sirviendo sonrisas y simpatía, como Ana Fernández, quien lleva un año trabajando en el restaurante: “Es una iniciativa espectacular. Ojalá hubiese más como esta, porque sientes mucha emoción al estar ayudando y empatizando con gente necesitada, sobre todo con los niños”.

Aunando compromiso

Poco a poco, ‘Comida para todos’ ha ido sumando más personas y empresas comprometidas, extendiendo su red solidaria. Es el caso de los restaurantes Kitchen Club Madrid y Nub Tenerife, TaxiLuz Madrid, Bomberos, Policía Municipal, la Asociación de Vecinos Orcasur, la Plataforma Vecinal San Blas-Simancas y más de 30 voluntarios, que entre las cinco y las ocho de la tarde, con el local ya cerrado, preparan el menú para el día siguiente. De todos modos, “la red sigue abierta a que colabore más gente, a que se unan más restaurantes, porque no cuesta nada hacer este tipo de menús y podríamos convertirnos en un motor de impulso solidario en toda España”. No obstante, como buen chamberilero, hace un llamamiento especial a “todos los restaurantes de Chamberí, para que se sumen a la causa”.

Mientras nos hace esta petición, entra en el local Mayte Tejedor, taxista que también aporta su granito de arena: “Colaboro con un cartel que tengo en el taxi promocionando el menú solidario y aquellos clientes que me dan tres euros, vengo aquí y se los doy a Jaime. Además, a veces ayudo a repartir los menús y estoy muy contenta por estar involucrada en esta iniciativa”.

A media mañana, como cada día, toca la hora de tenerlo todo preparado para la Asociación Orcasur. Pilar Barabino llega en su coche y se lleva 28 menús para repartir en el Club de Mayores de la Parroquia de La Encarnación del Señor; la acompañamos hasta allí, con el propio Jaime Rincón, mientras nos cuenta que “es una iniciativa oportuna y gratificante, que no se puede contar, hay que vivirla”. En el club, varias personas mayores ayudan a meter las cajas con los menús, ante la mirada de su presidente, Eugenio Calvo, quien explica que “la parroquia pertenece a Cáritas y damos 28 menús todos los días a quienes más lo necesitan, gracias a esta iniciativa maravillosa y a personas como Jaime, que tiene mucho ánimo de ayudar a los demás”.

De vuelta al restaurante, Pilar vuelve a cargar el coche con más menús para gente de su asociación: “Ayudamos a 103 familias, unas 357 personas en total, llevándoles comida”.

Sin ayudas públicas

La mañana va tocando a su fin. Sobre la barra del bar apenas quedan bolsas con el menú y las que quedan son para algunos sin techo de la zona, para gente que ha de alimentar a sus hijos… “Sé quién se va a comer lo que preparamos cada día, personas muy vulnerables, que verdaderamente lo necesitan y que podríamos ser cualquiera de nosotros”, subraya Jaime Rincón, quien aclara que “no contamos con ningún tipo de ayuda pública, todo sale de manos privadas, de particulares, de empresas que donan comida”. Una comida cocinada con el cariño como principal condimento, porque son “alimentos saludables, frescos y variados, porque estamos hablando de solidaridad, pero también de dignidad”.

Así es ‘Comida para todos”, una iniciativa que tiene su réplica en Chile, donde vive Rafa Rincón, el hermano de Jaime, y que está abierta a extender más y más su acción solidaria, no solo con comida, también con juguetes, libros, ropa… todo aquello que sirva para aliviar a quienes lo necesitan de verdad. Si quieres formar parte de este programa, como voluntario, donante de menú, ayudando a combatir el hambre, no olvides visitar su web, y suma. 



  Votar:  
Resultado:4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos
  2 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.