La Casa de Cultura de Chamberí entrega las llaves y cierra sus puertas

Tras el rechazo de la Justicia a las medidas cautelares


El pasado martes 6 de abril, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Madrid resolvió denegar la petición de medidas cautelares realizada por la Casa de Cultura y Participación Ciudadana de Chamberí, que solicitaba una prórroga de cuatro años respecto a la cesión del local ubicado en Bravo Murillo, 39, en el que 24 asociaciones desarrollan sus actividades vecinales.

Tras esta decisión judicial, la Asamblea de la asociación ha emitido un comunicado, a través de su cuenta de Twitter, en el que dice textualmente: “Esta mañana (13 de abril), la Casa de Cultura de Chamberí ha entregado las llaves del espacio municipal cedido en Bravo Murillo, después de que el Juzgado número 4 rechazase las medidas cautelares”. Además, prosiguen denunciando “el acoso del Ayuntamiento de Madrid hacia los espacios vecinales y, con ello, hacia el valor de la participación”. Una declaración ilustrada con una imagen en la que se puede leer el siguiente mensaje: “Cerrar una puerta no cierra una casa”.

Ahora, la Junta Municipal de Chamberí, ya con las llaves en su poder, ha de decidir qué uso dar a este espacio, que, como adelantó el propio concejal-presidente del distrito, Javier Ramírez, a este periódico: “Tenemos proyectos muy adelantados de lo que vamos a hacer y a los vecinos les va a encantar”.


  Votar:  
Resultado:1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos
  1 voto

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.