Ponzano será mucho más calle, entre Santa Engracia y Ríos Rosas

Desde la Asociación El Organillo aseguran que “las aceras se amplían para poner más terrazas”


A finales del mes de septiembre, la Junta Municipal de Chamberí dio comienzo a las obras de reforma integral que se están llevando a cabo en la calle de Ponzano, en el tramo comprendido entre Santa Engracia y Ríos Rosas. Unos trabajos que tienen un plazo de ejecución de seis meses y que suponen una inversión que supera los 800.000 euros.

El objetivo principal de las obras es la ampliación de las aceras a ambos lados de la calzada, que dispondrán de cinco metros de ancho, lo que redundará en beneficio del peatón, al reducirse el carril para los coches hasta los 3,5 metros. Además, se van a realizar mejoras en el alumbrado público, el alcantarillado, los alcorques y en el mobiliario urbano.

En palabras del concejal-presidente de Chamberí, Javier Ramírez, quien visitó las obras el pasado 28 de septiembre, “estas actuaciones van a suponer la transformación y la mejora del entorno, ya que el peatón tendrá más protagonismo al disponer de más espacio y reducirse el carril de circulación, suprimiendo así la doble fila y rebajando el ruido y la contaminación de la calle”.

A su vez, el inicio de estas obras ha supuesto adelantar el levantamiento de las terrazas en banda de estacionamiento 18 meses con respecto a la fecha límite, que la nueva Ordenanza de Terrazas establece para el 31 de diciembre de 2023.

Vecinos preocupados

Sin embargo, la remodelación de Ponzano no es del agrado de muchos de los vecinos que viven en la zona, porque, tal y como asegura la portavoz de la Asociación El Organillo, Pilar Rodríguez, “las aceras se amplían para que se pongan más terrazas, ya que con esos cinco metros de ancho se van a ajustar a la legislación vigente, que establece que han de quedar 2,5 metros para el paso de los peatones”. Además, subraya que “no entendemos por qué esta reforma se hace en el tramo entre Santa Engracia y Ríos Rosas, donde hay 60 bares funcionando, y no entre Ríos Rosas y Raimundo Fernández Villaverde, que hay solo 10”.

Asimismo, otra de las quejas respecto a esta remodelación se centra en que “no se nos ha informado de lo que se va a hacer en Ponzano, únicamente hemos recibido una carta de dos líneas firmada por el concejal, pero no se ha hecho público, ni se ha dado opción a que participen los ciudadanos, que pedimos que se pongan más bancos y jardineras, que ocupen espacio e impidan colocar terrazas”.

En este sentido, el concejal Javier Ramírez ha afirmado a Chamberí 30 días que “en los últimos meses hemos informado a los vecinos, con el envío de dos cartas en las que se les comunicaba en qué va a consistir el proyecto y, además, desde que se han iniciado los trabajos hemos ido anunciando los cortes de tráfico y se han colocado carteles en Santa Engracia, José Abascal y Ríos Rosas informando de las obras que se están acometiendo. Por supuesto, pedimos disculpas a todos los vecinos por las molestias que siempre se ocasionan con motivo de las obras, aunque estamos convencidos de que el resultado final redundará en beneficio de todos”.

Sobre ese resultado final, desde El Organillo dicen estar “preocupados y por eso nos gustaría reunirnos con el concejal, para impedir que la calle se llene de terrazas, como antes de la pandemia, y no podamos vivir. De hecho, hay vecinos que se están marchando, porque ya no pueden soportarlo más y las casas las están alquilando estudiantes. En realidad, no pedimos mucho, con que se aplique la Ley del Ruido nos conformamos”.

Así pues, las obras en Ponzano no convencen a todo el mundo por igual y habrá que esperar a que concluyan en el primer trimestre de 2023 para comprobar a quiénes benefician realmente.

  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  3 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.