Un vecino asegura haber avistado un OVNI a plena luz del día en Chamberí

Manuel Moriones consigue grabar un Objeto Volador No Identificado en Madrid

 


El fenómeno sucedió el jueves 6 de mayo de 2021, a las 9:51 horas. En aquel preciso momento, Manuel Moriones Nieto −ufólogo profesional− se encontraba en su casa, un último piso de la Colonia San Cristóbal, mirando por la ventana, cuando de repente advirtió que había un objeto extraño e inmediatamente fue a por su cámara de grabación para dejar constancia del suceso.

“Yo vigilo los cielos desde que me levanto hasta que me acuesto, pero nunca había visto nada igual”, comenta emocionado. Su primera reacción fue preguntar en la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) por si se había lanzado esa mañana un globo sonda −un instrumento científico que se lanza a la atmósfera para recopilar información climatológica−, pero le dijeron que no. Entonces comenzó a investigar otras hipótesis con otros estudiosos del sector.

“Hay que ser muy cauteloso con estas cosas. Por eso no he querido decir nada hasta ahora, que estoy seguro de que es un Objeto Volador No Identificado, ya que ni el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) ni el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) me han ofrecido ninguna explicación”, afirma con firmeza.

40 años investigando el firmamento

Moriones fue miembro de la fundación privada CIFE (Centro de Investigación de Fenómenos Extraños) y uno de los hitos de su carrera fue fotografiar un asteroide en 2010, que pasó a “una distancia nunca vista” −similar a la que separa la luna de la tierra−. Las imágenes fueron captadas el día 7 de septiembre en Isla Cristina (Huelva), pese a que los investigadores dijeron que solo sería posible verlo a través de un telescopio.

El asteroide 2010 RX30, con un tamaño entre 10 y 20 metros de diámetro, pasó a las 9:51 horas, a menos de 0,6 distancias lunares de la tierra (unos 248.000 kilómetros), mientras que el segundo asteroide, el 2010 RF12, con un tamaño entre 6 y 14 metros de diámetro, pasó a 0,2 distancias lunares (unos 79.000 kilómetros), a las 23:12 horas; el que Manuel logró fotografiar fue el segundo, cerca de las 23:25 horas, en una playa de Huelva.

También participó en 1997 en el programa radiofónico de Modesto La Fuente, ‘Alerta Ovni Madrid’ y estuvo investigando avistamientos desconocidos en el Pantano de El Vellón, en Pedrezuela (Madrid).

Sin embargo, esta vez no hay referencias del lanzamiento de ningún objeto a la atmósfera. Otra característica diferenciadora, según Moriones, es que su movimiento es errático, van hacia delante y para atrás −algo que un avión nunca podría hacer− y aparecen y desaparecen. Además, la industria aeronáutica nunca utiliza los colores dorados, plateados o cobrizos, que son los que se aprecian en estos objetos.

Fue una increíble casualidad que Manuel limpiara las lentes de sus cámaras justamente el día anterior. Como si hubiera sentido que las iba a necesitar. El modelo con el que grabó el OVNI, recientemente renombrado por el Ejército del Aire FANIS (Fenómenos Aéreos No Identificados) es de alta gama: una Sony Handycam, con 3.000 megapíxeles de resolución.

Esta aparición duró un minuto y quince segundos. Al principio solo se observa una mancha dorada en el cielo, que después se transforma en una figura romboidal −con detalles rojizos en el interior-−y se queda suspendida unos cuantos minutos, para finalmente plegarse de nuevo y desaparecer.

 



  Votar:  
Resultado:3,4 puntos3,4 puntos3,4 puntos3,4 puntos3,4 puntos
  17 votos

1 comentarios

  1. Manuel Moriones Nieto | 16/09/2021 12:50h. Avisar al moderador
    Muy bueno   

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.