El escritor y vecino Diego Encinas publica su primera novela ‘Perdidos en las islas’

La LiVrería, de la editorial Éride, acogió la presentación


La literatura ha formado parte de la vida de Diego Encinas. “Siempre he escrito”, dice. Cuando era pequeño comenzó con los cuentos y, años más tarde, un impulso le llevó al mundo de la novela. En una conversación con Chamberí 30 días, este vecino del distrito explica que hace dos décadas empezó a desarrollar esta actividad con regularidad. Desde entonces ha terminado dos novelas, dos volúmenes de cuentos y unas memorias literarias de una década, además de varias obras en distintos estados de avance que tiene en cartera. No obstante, no fue hasta hace tan solo unos meses cuando vio la luz su primera publicación, ‘Perdidos en las islas’.

El autor comenta que estuvo mucho tiempo alargando este proceso, pero hace justo un año tomó la determinación: “Hablé con la editorial del distrito, Éride”. De una primera charla surgió una colaboración basada en un proceso cuidadoso, que ha terminado con un final feliz que Encinas describe como una “enorme satisfacción”.

El germen de esta historia nació de forma espontánea allá por el verano de 2007, aunque no comenzó a escribirla hasta muchos años más tarde. “A mí se me ocurren las cosas en las situaciones más extrañas. Escribo una nota en el momento y después lo monto”, admite. De este modo, a lo largo de todo ese tiempo comenzó a dar vueltas a la idea de una ilusión perdida. Aparentemente podría “no resultar novedoso”, confiesa. Sin embargo, lo que en su opinión sí es innovador es todo aquello que rodea a esa búsqueda, así como la forma de expresarlo, dos de los elementos más “interesantes” de la novela.

Con el argumento ya madurado, comenzó y terminó las 200 páginas que componen la obra: “Cuando escribo, la trama ya la he elaborado, por lo que no me cuesta. Ya tengo en la cabeza lo que quiero contar y cómo lo quiero contar”.

Una de las protagonistas del relato es la comunicación entre los dos personajes principales, encargada de marcar el ritmo de la novela. “A mí el diálogo y el monólogo siempre me han parecido muy interesantes para contar una historia. Ya lo había hecho en un par de cuentos antes”, declara el autor. Por ello, en el caso de ‘Perdidos en las islas’ también lo quiso hacer de esta manera, de forma que sea el propio lector quien construya e imagine lo que va ocurriendo a lo largo de las páginas.

Paseo por el distrito

Diego Encinas siempre ha estado fuertemente vinculado con la ciudad de Madrid y, en concreto, con Chamberí. Realizó sus estudios en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid y hace 16 años se trasladó al distrito. Además, debido a su trabajo en el Consejo de Seguridad Nuclear, mantiene relación con profesores y alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía. Afirma que disfruta paseando por los pequeños comercios, a los que entiende como un pequeño foro donde se vive el barrio, al igual que los bares y tabernas de la zona. 

Por todo ello, no es de extrañar que, pese a que la mayor parte de los escenarios son ajenos a Madrid, hay un ambiente propio de esta ciudad que impregna la obra. De hecho, el distrito también está presente. En concreto, la calle del General Álvarez de Castro aparece en el libro, al ser el escenario de una vivienda que tiene una relevancia especial en la sucesión de los acontecimientos. 

El pasado diciembre se celebró la segunda presentación de la novela en La LiVrería, sede también de la editorial Éride, ubicada en Espronceda, 5, en la que un grupo de vecinos pudo conocer más detalles de la historia de la mano de su autor.  


  Votar:  
Resultado:5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos
  2 votos

Deje un comentario

Para dejar su comentario identifíquese o regístrese.